Buscador

Nuestro buscador permite realizar búsquedas en las webs Genealogía Blog y Nobiliaria.

Para buscar los apellidos y escudos heráldicos de tus ancestros, completar el árbol genealógico de tus antepasados o buscar información sobre un título nobiliario.
 

lunes, 2 de junio de 2008

Primera aplicación de la Ley de Igualdad en la Sucesión de Títulos Nobiliarios

Estos días es noticia una resolución del Tribunal Supremo que concede el Condado de Humanes, con Grandeza de España, a María Teresa Gómez Sáenz-Messía, primogénita de la familia, en detrimento de su hermano menor Joaquín José. Esta resolución es consecuencia de la aplicación retroactiva de la Ley 33/2006 sobre igualdad del hombre y la mujer en el orden de sucesión de los títulos nobiliarios.

A este respecto, el diario El País publica lo siguiente:

"El Tribunal Supremo ha aplicado por primera vez la Ley de Igualdad en la Sucesión de Títulos Nobiliarios con carácter retroactivo y ha reconocido el 'mejor y preferente derecho' de María Teresa Gómez Saénz-Messía a 'poseer, usar y ostentar' el título de condesa de Humanes con Grandeza de España, en lugar de su sobrino, José Sáenz-Messía y Giménez, que lo tenía reconocido desde 1984. Tras 18 años de pleitos en que se han hecho valer desde las Partidas de Alfonso X, las Leyes de Toro y la Novísima Recopilación hasta el derecho a la igualdad del artículo 14 de la Constitución, el Pleno de la Sala Civil del Supremo ha aplicado la ley de Igualdad de derechos en la sucesión de títulos y lo ha hecho de forma retroactiva.

Además, establece que ésta será la doctrina aplicable a los expedientes administrativos sobre títulos nobiliarios, a los recursos entablados contra resoluciones dictadas por la Administración en esa materia, y a los procesos entablados ante el orden jurisdiccional civil con posterioridad al 27 de julio de 2005, fecha de la proposición de ley que dio lugar a la ley sobre igualdad en los títulos nobiliarios.

El título de conde de Humanes fue constituido en 1625, pero el pleito se inició tras la muerte sin descendencia del último conde, Manuel Sáenz-Mesía Aranda, el 2 de marzo de 1983. Lo solicitó entonces su sobrino, Joaquín José Messía y Giménez, hijo del hermano menor del anterior titular, al que le fue otorgado por Real Carta en abril de 1984. Seis años después, en 1990, lo reclama su tía María Teresa Sáenz Mesía-Aranda, hermana mayor del anterior titular. El juzgado de primera instancia número 3 de Madrid resolvió en 1997 que no debían aplicarse al caso las leyes sobre sucesión nobiliaria regular y debía considerase derogado el principio de masculinidad, al amparo del artículo 14 (derecho a la igualdad) de la Constitución.

Sin embargo, en 2000, la Audiencia de Madrid, aplicó una sentencia del Tribunal Constitucional que consideró que en derecho nobiliario, el principio de varonía no es contrario a la Constitución, y entendió que como el progenitor del demandado es varón, tenía preferencia sobre la demandante en el sistema usual de cesión de títulos. En consecuencia, revocó la sentencia anterior y mantuvo a Joaquín José Sáenz-Messía como conde de Humanes.

María Teresa Sáenz recurrió al Supremo, que le ha dado ahora la razón. La sentencia, de la que ha sido ponente el presidente de la Sala Civil, Juan Antonio Xiol, dice que la jurisprudencia había establecido 'la preferencia del varón' sobre la mujer en caso de igualdad de línea y grado, tal como se establecía la Segunda Partida, Título XV, Ley 2 para la Sucesión del Señorío del Reino, aplicable al derecho nobiliario.

Pero según el artículo 1 de la Ley de Igualdad en la sucesión de Títulos Nobiliarios (LITN) de 30 de octubre de 2006, 'el hombre y la mujer tienen igual derecho a suceder en las Grandezas de España y títulos nobiliarios, sin que pueda preferirse a las personas por razón de su sexo en el orden regular de llamamientos'. Además, la disposición transitoria dice que la ley se aplicará desde el 27 de julio de 2005, cuando se presentó la 'proposición de ley'. La sala dice que la dispoción transitoria es constitucional y al no poder aplicarse ya el criterio de preferencia del varón, otorga el título a la demandante, ya que como hermana mayor del último poseedor es de 'mejor línea' y pariente más próximo que su sobrino.